Ahir diumenge 24 d’abril es va jugar l’esperada final de Segona Catalana categoria Infantil-Sub16 a La Guinardera, entre el Sant Cugat RC i els Voltors del Rugby Tarragona. Un encontre que es preveia emocionant i en el qual els Voltors tenien dipositades moltes esperances. Malgrat que el guanyador va resultar ser el Sant Cugat per un honorable resultat de 22 a 12, cal destacar l’espectacular trajectòria que ha dut a terme aquest jove equip de Voltors, que va començar la temporada amb pocs efectius i l’acaba per la porta gran i amb 26 jugadors i 1 jugadora. Llegim la crònica del partit redactada per Diego de Orbaneja:

“Hoy era la final. Una final contra un equipo con el que hemos jugado tres veces en su casa. Y las tres se ha perdido de paliza, pero éstas han ido decayendo en resultado. Hoy había que darle la vuelta. Y hemos estado a punto de hacerlo. Cuando se juega una final es importante tener un buen banquillo y nosotros, lo tenemos numeroso y con muchos ánimos, pero aún le falta técnica. Veníamos marcados por la baja, que hoy ha sido clave, de un ala agresivo, lesionado en clase de gimnasia el jueves. De todas maneras 26 de 27 jugadores, un enfermo. Este grupo es un lujo de generosidad y de trabajo. Pero esta semana sus entrenamientos han estado flojos y por debajo de la media, y eso se ha notado. Quizás el factor campo estaba pesando en el ánimo de los chavales. En cualquier caso, los tiempos, la entrega y la concentración de hoy ha sido correcta.
El comienzo del partido ha sido flojo, con una recepción del balón anónima y un Sant Cugat presionante en nuestro campo. Un tira y afloja en delantera y apertura de balón rápida a la linea del oponente, que tenía sus piezas más potentes en los extremos. A la segunda fase, en la apertura del balón al ala, ha llegado la marca del local ante la imposibilidad de nuestro ala lesionado, pero que lo quería intentar, de correr. Cambio de ala con 7-0. El partido ha entrado en una fase de defensa a ultranza del Tarragona, ante el juego desarrollado por el Sant Cugat de posesión y ritmo del balón de lado a lado, pero sin resultado, ya que si de una cosa eran conscientes estos chicos es de que venían a defender. Pero otro error defensivo, un chute al centro del campo, les ha dado el espacio para entrar. Es en estos momentos donde ha salido el carácter de este equipo. Saque de medio y sobre la recepción del Santcu placaje de libro de un tercera, ganador pero ganador, de esos que transmiten un: podemos. Y la delantera, como un resorte ha presionado primero, ha recuperado balón, ha avanzado en corto y ha hecho marca. Transformada con un patadón perfecto.12-7.
Media parte. Remarcar la tibieza de nuestros placajes en la linea que deja los balones vivos para su continuidad. Y que a pesar del resultado, han sido dos errores puntuales pero fuera de eso un partidazo defensivo, serio y a esperar errores.
El inicio de la segunda ha sido un calco del final de la primera, un Tarragona confiado le ha jugado de tu a tu a su ogro de esta temporada y fruto de esa actitud ha llegado el empate a escasos diez minutos de empezar. Pero el Santcu no se ha venido abajo y ha desplegado un juego muy rápido que si bien era parado una y otra vez por los nuestros, nos obligaba a jugar en nuestro campo constantemente y ya se sabe que ahí los errores se acaban pagando. En esta fase del partido el Tarragona no ha sabido jugarla porque la presión constante, el cansancio y el factor campo, han provocado una ausencia de ideas para salir de ahí. Ha faltado protagonismo y decisión. Ha sido lo contrario de la semana pasada que las correctas decisiones individuales nos quitaron la presión y tiraron al equipo adelante, hoy eso no ha existido. Y poco a poco, hemos caído en nada de creatividad y solo lucha y lucha pero con muchas imprecisiones, lo que ha ocasionado una posesión abrumadora del rival. Que sin grandes jugadas ni propuestas arriesgadas, jugando con sus grandes de la linea, ha conseguido entrar dos veces a marca. 22-12
Resultado justo de lo que se ha visto en el campo. Los nuestros no han jugado, han luchado y mucho, pero les ha faltado la frescura, la chispa personal, para construir a partir de la lucha un ataque consistente. Tres derrotas en ese campo, 97-5, 84-20, 53-5. Y hoy jugando mal, pero con mucha actitud 22-12. La evolución es evidente pero falta paciencia para desarrollar nuestro ataque en dos, tres, cuatro y cinco fases, ante equipos no tan fáciles como los de esta liga. Pero vamos por el buen camino. Nos vemos martes y jueves para preparar la copa y el campeonato. Vamossss!!
Un expreso reconocimiento a todos los que se esfuerzan, hacen grupo y no ven recompensado su esfuerzo aún en minutos. Hay que seguir trabajando porque el futuro es vuestro. Gracias.”