Ahir dissabte els voltors S16-infantils es desplaçaren a Cornellà de Llobregat al camp del Cornellà RC per disputar el primer partit de la Copa Catalana, organitzada per la FCR. I s’estrenaren amb una victòria, que obre moltes expectatives a aquest equip de voltors, que destaca per haver tingut una progressió espectacular des del principi de temporada. Llegim la crònica del partit feta per un dels seus entrenadors, Diego de Orbaneja.

“Primer partido de copa y nos la hemos planteado como un campo de pruebas para el Campeonato de España. Acabada ya la liga y la tensión de que todo el trabajo hecho por los jugadores tuviera alguna recompensa, vamos a dar minutos a los que menos han tenido. Con esta premisa y algunas bajas, se ha presentado un equipo en que varios han jugado fuera de su posición habitual, otros han salido de titulares y algun titular habitual, ha pisado el banquillo por primera vez. Experimentos que ponen a prueba su madurez rugbística y que, como nos tienen acostumbrados, durante el calentamiento, momentos veías que sí, que estaban, en otros, querías matarlos. Saldríamos de dudas rápido. Consigna: jugar a las bandas debido al tamaño de los oponentes.
Empieza el partido y con la cabeza fresca, han puesto en práctica la consigna y en menos de diez minutos dos marcas transformadas. Y ahí, ha llegado la relajación, un pensamiento (esto ya está hecho) ha recorrido el equipo. Pero el Cornellà no se ha venido abajo, ha tirado de orgullo, ha presionado y nos ha encerrado en nuestro campo. Y cuando un equipo de grandes está jugando en tu 22, antes o después llegan los puntos. Y así ha sido, curiosamente no por delanteros, sino en una apertura rápida al abierto después de un golpe. 7-14. Y vuelta a sufrir, se notaba que nos tenían contra las cuerdas y lo peor nadie pensaba: no había balones a las bandas, todo eran percusiones contra el muro que antes o después acababan robándonos el balón y a sufrir en 22. Pero, y aquí ha estado la clave del partido, cuando ya parecía que iban a entrar de nuevo, un golpe a su favor, su apertura, buen chutador, ha decidido tirar a palos. La ha colado. Y diez minutos después, un Cornellà dominante ha vuelto a chutar a palos. Tres puntos más. 13-14. Nos ha dado aire y hemos llegado a la media parte.
A moverlos, a jugar a las bandas. Seis cambios de golpe y tan solo nos hemos quedado un cambio para mas tarde. Que jueguen todos, no importa el resultado.
Posesión del balón del Tarragona, apertura de linea hacia un lado, vuelta, fase y al sur de nuevo, un hueco perfectamente leído por un segunda, cabalga bajo palos. 13-21. Ya se respiraba de otra manera, el partido ha entrado en una fase de intercambio de terreno, de posesión, hasta que a ellos, una roja directa de un jugador con peso en el equipo, les ha descentrado. Tercera marca del Tarragona, contestada por ellos y vuelta a contestar por nosotros. 20-35.Y los últimos cinco minutos han sido de complacencia mutua.
Destacar el buen papel de los exreservas, del nuevo chutador a palos, de la manera que han gestionado tantos cambios de posición y de su actitud como equipo. Mejorar esos vaivenes mentales que tienen y que pongan el modo lucha los setenta minutos del partido de una vez. Enhorabuena!. Nos vemos martes y jueves y según todos los indicios, el próximo partido en casa. A por ellos!! Recordad que el partido empieza el martes.”