Els Voltors infantils han viatjat aquest migdia a Sitges per jugar el tercer partit de la Copa Catalana en la qual han debutat amb poca fortuna perquè només han guanyat el primer partit jugat amb RC Cornellà. Avui es tractava de lidiar amb el Sitges RC, qui s’ha emportat de bon començament el partit. Els Voltors han sofert una dura derrota, 75 a 5, fruit també del cansament que porten de tota la temporada. Recordem que aquest equip va viatjar la setmana passada a Murcia per participar en el Torneo Nacional Sub16 organitzat per la Federación Murciana de Rugby i la FER. Ho llegim a la crònica d’en Diego Orbaneja:

“Para hacer la crónica de hoy hay que remontarse al viaje a Murcia, por lo tanto será la crónica de dos jornadas bien diferentes. El viaje a Murcia se planteó como el lugar y momento que este equipo debería explotar y asentar su juego intermitente. Fuera de casa, en equipo, concentrados, era el momento. Y todo salió a la perfección porque es un grupo bueno, quizás demasiada bondad, pero eso es otro tema. Empezó el torneo contra Ponent, equipo poderoso que aguantamos muy bien durante diez minutos, hasta que entraron. Y por las características de este torneo, el que marca primero suele subirse, y así fué, otro error en la segunda parte defensivo y otra marca y con poco tiempo ya era imposible ganar así que cambiamos a todos y llegó la última marca de ellos, la que no tenía que llegar nunca por que fué por falta de actitud.
Calor, calor y tres horas después, contra CRC B, un equipo flojo, insulso, sin garra, pero los nuestros ya habían caido en lo mismo, faltos de ideas dominaban el partido, el juego pero no pensaban, y así, en el único error defensivo, llega la marca contraria. Dominio pero sin chispa sin liderazgo, sin garra y llegamos al final.
Charla, os vemos saturados así que, haced lo que querais en el tercero. Haced el equipo y disfrutad. Calor, calor pero ya sin sombra y cuatro horas después el Olímpico de Pozuelo. Dominio absoluto de juego, de posesión, de campo. Cuatro marcas no concedidas por ni haber posado y una por haberse salido del campo al acercarse a palos. Acaba el partido cero a cero y chutes a palos y perdemos un partido obtuso. Fin del primer día, comida, relax en el hotel, cena y reunión en la habitación de Agus. Mañana no nos jugamos nada, vamos a pasarnoslo bien. Cambiemos todos los puestos…y lo aceptan. Pilier de apertura, centro de pilier. Alas de segunda. Segundas de centro. Quince de tercera. Pilier de ala. Medio melé de tercera. Talona de medio melé, y así se pudieron soltar y disfrutaron haciendo sus primeras marcas del campeonato contra el Murcia. Después, dos amistosos contra 2 equipos andaluces: Mairena y Málaga, y vuelta a casa.
Hoy eran catorce y se han planteado disfrutar, así que vuelta a Murcia y cambio de posiciones. Consigna: jugar a pesar de los errores o de los aciertos da igual, jugar. Y han jugado, el resultado demasiado escandaloso para lo que se ha visto en el campo ya que se ha visto un Tarragona con ganas y un Sitges que sabía aprovechar todos y cada uno de los errores defensivos y ofensivos de nuestros chavales. Pero, salvo en contadas ocasiones, el Sitges no ha podido desarrollar el juego de dominación al que está acostumbrado, porque la posesión la hemos tenido nosotros. Hemos estado como veinte minutos en su 22 pero, y eso es cierto, no sabemos ver los huecos y pasa factura. En definitiva, catorce, todos titulares, luchadores pero faltos de visión y han disfrutado-jugado contra un rival superior. Nos vemos el martes.”