Hoy nos hemos desplazado a Badalona con quince cadetes y seis infantiles de segundo año. Primer partido de liga y primer desplazamiento de los cinco que tenemos contra tres en casa. Es una forma peculiar que tiene la federación de promocionar el Rugby fuera de Barcelona.
Dicho esto una decisión técnica de disciplina y de compromiso ha dejado a tres titulares de peso en el banquillo y hemos puesto a infantiles. Al principio se ha notado, porque los primeros minutos a cada marca del Tarragona, respondían los de casa con una, hasta que nos hemos asentado y hemos hecho tres seguidas que ellos solo han respondido con un golpe  a palos. A partir de ese momento, el Badalona ha dejado de placar y antes del descanso pudimos aumentar la diferencia. 17-35.
En la segunda parte sale el equipo titular y ante el dominio se cambian jugadores para dar minutos a los infantiles. Un error del entrenador dejó a uno de ellos sin poder jugar por la nueva normativa de cambios. Resultado segunda parte 0-51, total 17-86.
Un partido en el que se ha visto que el equipo está en construcción y tiene mucho dinamismo y agresividad pero le falta cabeza para ahorrar esfuerzos y rapidez en la salida de golpes de castigo, tanto en ataque como en defensa. La linea de atrás ha ido de menos a más y ha acabado jugando casi bien. Se han visto placajes espectaculares y apoyos vertiginosos. En resumen, estamos en construcción y resulta que los infantiles encajan muy bien.  A seguir trabajando y nos vemos el martes y el jueves para preparar el partido del Gòtics, en su casa.

Diego Orbaneja