Hoy se jugaba contra el tercer clasificado, el Sant Cugat A, un equipo que es el segundo de su club pero el primero jugaba contra el último de su liga, lo que indicaba que podía venir reforzado. La consigna partido a partido y no dar un balón por perdido y sin placaje no hay partido, empieza a calar en este grupo y sale a por todas.
Veinticuatro jugadores, 18 del Tarragona y 6 del INEF Lleida, proponían muchas opciones posibles en las varias posiciones en las que hay dudas y después de una hora probando, salimos al campo con trece jugadores de casa y dos de Lleida en el equipo titular, riesgo.
Y la propuesta salió bien. Dominamos el partido desde el principio hasta el final y las pocas veces que el Sant Cugat entró en nuestro campo, no entraron. Conseguimos un 0 muy interesante. Sobre todo en la segunda parte cuando los cambios provocaron bastante desorden, pero era necesario probar a todos los de Lleida para conocerlos de cara a los siguientes partidos.
La unión de los dos equipos empieza a dar resultados tangibles y su prueba de fuego será el próximo sábado contra el líder en su casa. Gran reto al que nos pondremos a trabajar desde el martes. Mientras disfrutar de esta victoria y nos vemos el martes. Felicidades!

Diego de Orbaneja