Hoy amistoso S18 en casa con Sant  Boi. El CR Tarragona se ha presentado con nueve cadetes, cinco infantiles y tres S19, y lo que se ha visto ha sido muy interesante. En resumidas cuentas, el trabajo de Navidades ha dado sus frutos y en un partido de igualdad constante dos marcas de cada equipo en la primera parte y cuatro en la segunda, más igualado difícil, lo ha ganado el que ha transformado todas las marcas, que en este caso ha sido el de casa. Un 42-34 que ha servido para poner a punto a unos chavales que en su mayoría se han dejado los cuernos durante las fiestas entrenando y corroboran lo que está claro: en el rugby como en la vida el que trabaja y pone la voluntad, tiene muchas posibilidades de conseguir lo que quiere. Seguimos trabajando.

Agradecer al Sant Boi su desplazamiento en este mundo en el que solo nos desplazamos los de fuera. Y a todos los que han animado a estos chavales que son una joya.
Diego de Orbaneja