Hoy era un día en que nos enfrentábamos con el otro equipo colista. Dos equipos muy igualados en cuanto a resultados y por lo tanto se iba a decidir en los errores de cada uno. Y así fue. Salió el CRUC en su casa en tromba y aunque la defensa del Tarragona funcionó, sobre todo en recolocación, los fallos de placaje y la falta de agresividad en los rucks, provocaban que poco a poco se acercaran a nuestra línea de marca, a la que al final llegaban. Quince minutos tardó el CRUC en entrar dos veces con una posesión casi abrumadora, pero a la salida de la segunda marca, la presión del TGN se acentúa, recuperan la posesión y con más ganas que cabeza, a golpe de voluntad llegan a marca. Necesaria para recuperar la confianza.

Entramos en una fase de igualdad pero la debilidad en los rucks y los fallos de placaje, provocan que el local se vaya acercando a marca y al final entran otra vez. Sobraba pero no fuimos  capaces de frenarlos. Pero la confianza no decae y en una jugada de touche entre 22 y 40, cogemos al CRUC desprevenido y nos plantamos bajo palos con una precisión digna de elogio. Lo cual nos lleva a los últimos cinco minutos con el partido en las manos pero vuelve la debilidad indicada y en el último minuto, cae otra marca del CRUC. Sobraba. 28-12, debido al acierto completo de su pateador.
 
La segunda parte es otra cosa, peleamos cada ruck, más contundentes en los placajes y jugamos avanzando tanto con balón como sin él. Resultado de ello es un dominio del juego muy interesante pero que en las últimas fases entregábamos el balón al contrario o se nos caía. Fruto de esos errores y gracias a sus individualidades, el CRUC responde con marca cada una de las veces que el Tarragona llega a su linea. Final 14-12 de la segunda. 42-24 y justo resultado dado que los errores en primera se pagan con puntos y se lo pusimos muy fácil al derrochar tantas oportunidades.
El porqué se encuentra en la debilidad del grupo como equipo y como grupo de amigos, ya que técnica y físicamente están mas que preparados para competir y lo han demostrado en cada partido. Toca hacer equipo, divertirse y viajar juntos y los resultados llegarán.
Charla: si no ganamos rucks y aseguramos los placajes, no hay partido.
Por último, dos semanas, dos partidos, contra los otros dos feos del grupo. Nos vamos a entregar al equipo, al juego, nos vamos a respetar entrenando duro y vamos a saltar al campo con el cuchillo en los dientes y con la mente abierta para aprender y después, a jugar amistosos y a viajar para darse cuenta que jugar en primera, aunque se pierda, uno y el equipo, coge otro ritmo. Nos vemos el martes!!!!
 
Diego de Orbaneja